Uncategorized

El Covid-19 sigue aquí, pero ya puedes viajar en México

Lamentablemente el COVID-19 es una realidad y vino para quedarse. Es algo inevitable, pero lo que es cierto es que tenemos que aprender a vivir con ello a medida de lo posible y claro, tomando todas las medidas preventivas ante esto. 

México se preparó para el turismo con COVID

México se ha estado preparando poco a poco para recibir a todos aquellos extranjeros que están por visitarnos, por lo tanto hay ciudades que hay abrieron sus puertas y hay otros que no.

Semáforo de riesgo epidemiológico

En México se usa un sistema “Semáforo de riesgo epidemiológico” y es una forma de regular la reactivación de diferentes actividades de acuerdo con el riesgo de contagio que hay por estado. Este cuenta con 4 colores; Rojo, Naranja, Amarillo y Verde. El Rojo indica encierro total con excepciones estrictamente necesarias. El color naranja permite la reactivación de actividades económicas esenciales con personal del 30% de modo presencial (únicamente si es necesario), los espacios públicos con un aforo reducido y siempre con las medidas de protección. El color amarillo permite todas las actividades laborales siempre y cuando cumplan con las medidas de protección básicas y siempre cuidando a la población de alto riesg. Y el verde permite reactivar todas las actividades incluyendo las escolares. 

¿Cuáles son las medidas de protección básicas?

Pues estás son el uso de cubrebocas obligatorio en todo momento y en todos los espacios, sean públicos, al aire libre, etc. Hay gel antibacterial a la entrada y salida de cualquier lugar al que se ingrese al igual que la toma de temperatura para permitir el paso, la sana distancia mínima de dos metros entre cada persona. Si un espacio es cerrado, tenerlo ventilado en todo momento con ventanas abiertas para que circule el aire. 

La industria del turismo durante y después de la pandemia

Ahora hablemos sobre la industria del turismo. Para poder reactivar las actividades turísticas poco a poco,  se inventó el Sello de Seguridad Sanitaria el cual garantiza que es un lugar que cumple con todas los protocolos impuestos por las autoridades. Algunos de los lugares que ya cuentan con este sello son Cancún, Mérida, Campeche, La Riviera Maya, Nayarit, Los cabos. Por el momento, algunas de las medidas que se toman son que para todos los restaurantes, hoteles, plazas comerciales, etc. Solo se les permite tener una capacidad máxima del 30% y , si es el caso, no puede haber más de dos personas por mesa, esto para evitar la saturación y crear un foco de infección. En casos como hostales o Airbnb es un poco diferente, algunos tienen un máximo de personas y por tiempo limitado, es decir, no se puede rentar por más de 15 días y otros no, pero todos cuentan con las medidas sanitarias necesarias. 

¿Y el aeropuerto?

Como sabemos, el aeropuerto es uno de los lugares con mayor riesgo de contagio por la cantidad de tráfico que hay por día, sin embargo ellos también hacen lo posible por mantenerse seguros, pasan información relevante en todo momento por las pantallas que hay como los síntomas, lo que se debe de hacer, a quién acercarse, etc. En todos los filtros te toman la temperatura, te dan gel antibacterial, y como en todos lados, es obligatorio el uso de cubrebocas y careta. Incluso te dan, antes y después de abordar, un formulario tanto físico como digital en el que te preguntan si estuviste en contacto con alguna persona confirmada de COVID-19, si tienes algún síntoma, etc. Estas medidas están en todos los aeropuertos, ya sea que tengas vuelo directo o hagas conexión con algún otro destino. 

Es increíble la nueva normalidad

A veces quieres creer que estás soñando y que todo esto es solo una mala broma, pero lamentablemente no es así. Tenemos que aprender a vivir con esto, normalizar hasta cierto punto, y empezar a regresar con nuestra vida. Si nos cuidamos y tomamos todas las medidas y protocolos, más rápido regresamos a viajar y a vivir más tranquilos. Pero si de algo podemos estar seguros es que todo está dejando mucho que aprender, estamos abriendo los ojos de que es lo que estábamos haciendo mal, seremos mucho más conscientes y cuidadosos ante todo y también… ¡Vienen cosas mejores!